Burrerita

Jorge Cafrune

No despunta aún el alba,
cuando inicias tú la marcha,
y al mercado te diriges,
a llevar baerepi.

No haces caso de la lluvia,
ni te importa si la escarcha,
sólo pueden depararte
el dolor de un baasi.

Las penurias han curtido
día a día tu existencia.
Han armado de coraje,
tu perenne pijaré.

Y te han dado elementales
enseñanzas de paciencia,
para así, en la desgracia,
sostenerte embaraté.

Y trotando burrerita,
desde tu humilde tapiji,
entre montes y praderas,
cien caminos reipicú.

Con tus arganas bien llenas,
de naranja y mandiojo,
Va por calles Asunsena,
repartiendo caabó.

Por el duro pan diario,
legua y legua vas andando,
sobre el lomo del burrito,
al que tienes como iru.

Al cruzar así las calles,
al trotar tú vas dejando,
retazos de tu vida,
de obrerita emboriajú.

Tus días tan iguales,
que no tienes ni un domingo,
de placeres o de goces,
en tranquilo pituhu.

Burrerita paraguaya,
en mis versos te distingo,
y te abrazo en mis estrofas,
con ardiente cunuhu.

Y trotando burrerita,
desde tu humilde tapiji,
entre montes y praderas,
cien caminos reipicú.

Con tus arganas bien llenas,
de naranja y mandiojo,
Va por calles Asunsena,
repartiendo caabó.
  • publicidade