foto

Por Siempre Lara/ Popurri

Carlos Rivera

Yo se que es imposible,
que me quieras,
que tu amor para mi,
fue pasajero,
y que cambias tus besos,
por dinero,
envenenando así,
mi corazón.

Yo se que es imposible,
que me quieras,
que tu amor para mi,
fue pasajero,
y que cambias tus besos,
por dinero,
envenenando así,
mi corazón.

No creas que tus infamias,
me perjuran,
e incitan mi rencor,
para olvidarte,
te quiero mucho mas,
en vez de odiarte,
y tu castigo se lo dejo,
a Dios.

Luna que se quiebra,
sobre la tiniebla,
de mi soledad,
¿adonde vas?,
dime si esta noche,
tu te vas de ronda,
como ella se fue,
¿con quien esta?,
dile que la quiero,
dile que me muero,
de tanto esperar,
que vuelva ya,
que las rondas,
no son buenas,
que hacen daño,
que dan pena,
y que acaban,
por llorar.

Solamente una vez,
ame en la vida,
solamente una vez,
y nada mas,
una vez nada mas,
en mi huerto,
brillo la esperanza,
la esperanza que alumbra,
el camino de mi soledad,
una vez, nada mas,
se entrega el alma,
con la dulce y total,
renunciación,
y cuando ese milagro,
realiza el prodigio,
de amarse,
hay campanas de fiesta que cantan,
en el corazón.

Mirando torear a Silverio,
me ha salido de mi dentro,
lo gitano de un cantar,
con la garganta sequita,
muy sequita la garganta,
seca de tanto gritar,
Silverio, Silverio Perez,
diamante del redondel,
tormento de las mujeres,
a ver quien puede con el,
Silverio, torero estrella,
el príncipe milagro,
de la fiesta mas bella,
Carmelo que está en el cielo,
se asoma a verte torerar,
monarca del trincherazo,
torero, torerazo,
Azteca y Español,
Silverio, cuando toreas,
no cambio por un trono,
mi barrera de sol.
publicidade